viernes, 12 de diciembre de 2008

Vamos a ahogar las penas en agua de coco / Let’s cleanse our sadness in coconut water

Estos días he andado más ocupada de lo normal. Y por desgracia, no ocupada pasándomelo bien. Felix se puso malito. Le dió la vomitona y fiebre, asique asumimos que fue algo en el estómago, ya sabeis estos crios que todo lo meten a la boca. Se le fue la fiebre y se quedó algo debilucho y sin ganas de comer, con lo tragón que era. Encontré un medico que parece bastante bueno y me dijo que todo estaba bien y que los bebés y ninyos pequeños tengan un día o dos de fiebre es normal pero que había que observarlos y ver si traían otros síntomas (seguir vomitando o diarreas o que la fiebre persista alta más de 24h) La medicina que me recetó? Teta y agua de coco. He leido que las mujeres en Hawaii que no han podido amamantar a sus bebés les han dado agua de coco en la antigüedad. Lo he comentado aqui y me han dicho que si, que muchas mujeres también lo han hecho aquí en las zonas donde abundan los cocoteros. Pues ya os podeis imaginar dónde me he parado de camino a casa, si, en el puesto de cocos.

También he estado algo ocupada a causa de una desgracia en la familia de nuestros vecinos. La hermana del marido, a la que yo conocí el mes pasado cuando estaban aqui de visita, ha fallecido en un muy trágico accidente junto con otros dos amigos de camino a una boda.. Era su única y muy querida hermana. También ha dejado atrás a un niño de 10 anyos. El se fue en el primer avión a su casa y mi vecina se ha quedado con los ninyos. Aunque la pobre estaba tan afectada que yo he traido a menudo los críos aqui a casa para que ella tuviera un rato de tranquilidad (tiene niñera pero por ser Aid, ella tenía unos días libres) Al principio jugaba con ellos pero luego con Felix medio malito pues hice lo que cualquier buena cuidadora de niños hubiera hecho para controlar la situación: les atiborré de patatas fritas, refrescos y dibujos en la tele y mano de santo, ni se les oiga gurgutar. Ahora ya se han ido todos para las ceremonias del funeral.

De vez en cuando el oir sobre un accidente sirve para aflojar el ritmo, olvidarse de cosas superficiales y recordar que lo más importante es vivir. Y no vivir ahogándonos en un vaso de agua, si no VIVIR. Disfrutar de lo que tenemos dejando de anhelar lo que podríamos tener. Mirar cuántas personas tenemos alrededor que nos quieren y que también nos necesitan. Y ser buena persona. Eso es básico.

During these days I’ve been busy. But unfortunately not busy like having fun. Felix got sick. He was vomiting and got high temperature and we assumed he’s got some kind of bug in his stomach, you know that these kids put everything in his mouth. The temperature finally went down but he was kind of weak and he didn’t want to eat. I found a doctor that seems to be good and he told me that once in a while babies and toddlers get sick. This time Felix was fine. The medicine that he recommended me? Booby and coconut water. I’ve read that women in Hawaii have been using coconut water for centuries when they couldn’t nurse. I told this story here and they told me that here happened the same in the areas where the coconuts grow well. You can imagine where I stopped on my way home, yes, in the coconut stall.

I also have been busy due to a tragedy in the family next door. The husband’s sister, who I met last month when they were here visiting, died in a horrible accident together with two other friends when they were on their way to a wedding. This was his only and beloved sister. She also left behind a 10 year old boy. He left in the first plane to his home and she had to stay with the kids. But she was so affected that I brought very often the kids to my place (she has a nanny but because the Aid festivities she had few days off) At first I was playing with them but then with Felix so weak I did what any good nanny would had done to have the situation under control: I stuffed them with chips, soda and cartoons on TV, I couldn’t even hear them moving. Now they are all gone for the funeral ceremonies.

Once in a while to hear about such an accident works to stop pushing yourself too hard, forget about the superficial things and remember that is very important to live. And not living thinking about all the troubles around us, I mean to LIVE. We should enjoy what we have and not think all the time what we could have. We should look around and see all the people around that love us and need us. And we should be a good person. I think that is a must.

A friend of mine and me having some coconut water on a road side two years ago in Bangalore / Una amiga y yo tomando agua de coco hace dos años en Bangalore

4 comments/critiqueos:

rose dijo...

Pues yo tb había oido lo de las propiedades purificantes del agua de coco...creo que hacen un efecto así como el del suero(en su defecto agua con limón...o incluso coca-cola revuelta,para que no tenga gas,con algo de limón)sirven como depurativo intestinal.
En fin,fía,que se mejore ese peque y si,lo que dices de vivir...qué razón tienes, aveces hay que sentir a flor de piel para pararse a pensar...aquí,en el mundo real, es más dificil..con tanta comodidad y estrés..
Un saludo interastur.

Marcoiris dijo...

Lo primero: siento lo de tus amig@s, una perdida a mi es algo que siempre me hace reflexionar mucho.Mucho ánimo!

Respecto al agua de coco: por una lado decir que me encanta. Por otro decir que es lo mas parecido que hay al suero y se ha usado mucho en experimentos cientificos. Es cierto que en ciertas zonas algunas mujeres lo usan como sustituto de la leche materna y que tambien se usa para problemas digestivos (dicen que va muy bien mezclado con zumo de piña). Y es alcalino y mineralizante.

Ccomo echo de menos los de India, sobre todo el precio (6 rupias, los tomabamos). Aqui puedo conseguir los young thai coconut, que están buenisimos y son mas dulces, pero cuestan 3 USD. Incluso los de Florida, que son como los de India, son caros. En India bebía un par de ellos cada día!! Besos

Cris dijo...

Ya veo que vosotros tambien habiais oido sobre el coco. Yo la verdad que hasta que no llegué a India no sabia nada de nada. Y Marcoiris, es verdad que aqui no te lo piensas dos veces porque son muy baratos. En Bangalore me compre un machete especial para cocos y los abria yo aunque a veces me costaba sudor y lagrimas. Que raro que sean tan caros en Florida si tienen cocoteros, puede ser que no se tomen muchos y que la mayoria se vendan a empresas que producen cosas con coco. En Mexico eran muy baratos tambien, yo me los tomaba como hacian ahi: les metes hielo y tequila y a disfritar... hmmmm... Un saludo!

Superwoman dijo...

Llego tarde, pero que se mejore tu rubito y que os siente pero que muy bien el agua de coco... (yo odio el coco... puajjj).
Un supersaludo

 

Sonrisas y lágrimas | Desenvolvido por EMPORIUM DIGITAL