viernes, 31 de octubre de 2008

Llevar al bebé / Babywearing

Había leido muchas veces sobre los beneficios de llevar o portar al bebé. Una de las primeras cosas que compré estando embarazada fue un portabebés con anillos o argollas y fue una maravilla, sobre todo al principio. Yo oía las amenazas lejanas de varias personas de no llevar al bebé en brazos porque se acostumbran, pero siempre tuve mis dudas, acostumbrarse a qué? Pero con la información que había leido y la gente que había visto con los portabebés no lo dudé y fue lo que hice. La verdad es que eso ha hecho que muchos momentos con el racién nacido fueran más llevaderos. Pero luego los bebés van creciendo y empiezan a disfrutar de estar sentaditos y yo fui olvidando poco a poco el portabebés. Además como mi bebé pesa bastante pues ya no era tan fácil de llevar. En casa estaba bastante tiempo sentado y cuando salíamos a pasear iba en su silla. Y llegó la hora de prepararnos para la mudanza a India y tuve que pensar qué llevar para sustituir a la silla por la calle (básicamente porque no hay aceras!) y entonces encontré el ergobaby. Y hasta ahora ha sido una elección excelente, yo no me cargo la espalda y el crío va tan pancho. Después de dos semanas de llevar al bebé en brazos de aquí para allá en la casa y en la mochila cuando vamos a algún sitio, estoy empezando a entender aún mejor eso de los beneficios de llevar al bebé. De repente ha habido una conexión, unos cruces de miradas muy interesantes cuando algo le extraña, como esperando mi reacción, a veces me da algo así como lo que yo quiero entender que son besos, se queda estudiando las caras de la gente y está mucho más interactivo “hablando” con los extraños. Va siempre alerta a todo lo que le rodea. Ahora cuando miro atrás y pienso en cuando lo llevaba en la silla pienso, por su suesto, en la comodidad que es cuando hay aceras sin basura, pero también me entra una sensación rara, una sensación de lejanía con él cuando pienso en la de horas que ha estado lejos de nosotros sentado en algún sitio…



I read a lot about the benefits of babywearing. One of the first things that I bought when I was still pregnant and getting ready for the baby was a ring sling and it was really good. I could hear the threats from some people regarding carrying the baby all the time, he could get used to it. But I had my doubts and I was wondering, getting used to what? But after all the information that I read and after having seen some other moms with slings I haven’t given it a second thought and I went for babywearing. It was really helpful the first few months when babies are so demanding. But babies grow very fast, too and they start to sit on the floor or in a high chair and of course in the stroller when we are out and about. Slowly I began to forget about the sling. And I also have to mention that my baby got quite heavy to wear. And the time came when we started to get ready to move back to India and I had to think about what I could get to substitute the stroller when we were outside (basically because there are no sidewalks). Then I found the ergobaby and it has been an excellent choice because my back is not suffering and the baby seems very comfortable inside it. After two weeks of carrying the baby here and there at home and inside the backpack in the streets I’m starting to understand all this positive feedback about babywearing. Suddenly we had a connection. We have very interesting looks into each other eyes when something is strange to him, like he was waiting for my reaction to it, he often gives me what I love to identify as kisses, he studies other people’s faces and he is very interactive “talking” with strangers. He is always very alert looking everything around him. Now I’m looking back and I think about the stroller and how convenient it is, especially when there are sidewalks without garbage on them, but I also feel something strange, a feeling of distance with him when I think about all the hours that passed having him sitting down somewhere


Un precioso mei tai (foto sacada de internet) / A beautiful mei tai (picture taken from internet)

9 comments/critiqueos:

gemma.a dijo...

¡Qué bonito mei tai!
Yo porté a mi pitufo hasta bien mayor, usé una pashmina normal y corriente y he de decir que me salvó de situaciones bastante peliagudas, como que el niño se durmiese en un restaurante y no llevar el carrito. Entonces su padre o yo, nos atábamos el pañuelo y tachán... la espalda dejaba de estar en los riñones. Incluso ahora con 3 años, me ha servido para llevarle, en la playa se nos durmió y tuvimos que hacer uso del pañuelo por todo el paseo marítimo hasta el coche.

madre reciente dijo...

yo llevé la mochila baby bjorn, pero hasta los 5 o 6 meses sólo. La verdad es que tengo apuntado estudiarme alguna opción como la que muestras

Cris dijo...

Madre reciente ten cuidado con la mochila baby bjorn. No está ergonómicamente disenyada, está bien para ratitos cortos, pero si quieres llevar al bebé dentro bastante rato dan muchos problemas de espalda al igual que los huevitos que venden que son en realidad para llevarlos en el coche. En el momento no notarás nada pero luego de adultos algunos acarrearán problemas de espalda y es por pequenyas malformaciones mientras eran bebés. El bebe en el baby bjorn apoya todo su peso en la parte genital y el coxis se les carga mucho. El huevito es otro problema, es por llevar la espalda curva por demasiado tiempo y se carga mucho en la parte de los rinyones. Mejor anímate con un foulard como hace gemma.a (los hay largos para distintas posiciones que en Mexico llaman Rebozo) Las bandoleras, los mei tai o como opción moderna la mochila que he mencionado llevan un disenyo que el peso del bebé se distribuye por todo el cuerpecito sin que ninguna perse se cargue en especial. Luego cuando pasan de la posición cuna a ir sentaditos el peso se distribuye por las caderas y las piernas y no en los genitales y en el coxis. Solo quería mencionarlo por si hay alguien que le interesa. Un saludo!

Marcoiris dijo...

Como mola la mochilita!! A mi me gusta y ademas llevas al niño en contacto con tu cuerpo, algo que siempre es bueno para ellos creo.
En Nepal muchas personas los llevan con una tela a la espalda, algo asi como dice gemma. Yo no lo habia visto antes
Cuanto se aprende de niños por aqui, a ver si nos animamos nosotros a tener uno :O)

Superwoman dijo...

Yo soy de las que juro por mi fular y tengo multitud de fotos de los supernenes colgados de mí (así han salido ellos de monos :D).
La Ergo la he descubierto ahora, que se la regalé a mis cuñados y me la han prestado para los viajes cortos a España y reconozco que si cae un tercer Superbebé, entrará en casa (la ventaja frente al fular, que es lo más cómodo cuando son pequeños es que se pueden subir/bajar de la mochila tantas veces como sea necesario sin tener que volver a armar nudos). Te la recomiendo, madre reciente.
Un supersaludo

Cris dijo...

Podeis creer que no tengo fotos de mi ladroncillo del suenyo en el portabebe???? Y fijate que tambien estuvo colgado horas... Me puse a buscar para ver si habia alguna para poner en la entrada que he escrito y me he quedado con la boca abierta... Tengo fotos de todos los colores, formas y haciendo de todo menos llevandolo conmigo! Para el segundo ya verás, me "jartaré" de fotos en plan monos como dice SW... Os ha pasado que os habeis arrependito de no tener una foto en particular? Madre reciente, quizás sea una buena idea para alguna de tus entradas :-) Un saludo!

Cris dijo...

Que me he explicado mal :-) Que si que tengo pero de cuando ya él tenía unos meses, lo que me da pena no haber hecho es de cuando era recién nacido... Para la próxima si sobrevivo las noches sin dormir.

Marcoiris pues ya se sabe eso es ponerse je je... Pero teneis que estar muy preparados para ello porque es algo maravilloso, pero que lleva muuuuuuuuucho trabajo y horas sin dormir si no os sale dormilón. Yo ántes pensaba que era mucho trabajo, pero después de tenerlo veo que lo infravaloraba. Pero ya nos ves, chochos todos con las babas siempre a punto! ja ja ja :-)

madre reciente dijo...

Pues me apunto la sugerencia, no creáis que no, tanto la de la ergo como la de tratar el tema en el blog. Ya hay alguien por ahí en los comentarios que me lo ha pedido esta semana.

El foulard lo intenté una vez, en la playa, cuando tenía unos 10 meses, y no parece que le gustara mucho la idea. Puede ser que no estuviera acostumbrado y se le hiciera raro. O que yo no supiera ponerle bien. No sé...

Superwoman dijo...

El tema es que si no saben de que va la historia, no tienen paciencia para que armes los nudos, madre... normalmente yo lo que hacia era "trampa" (y se supone que no se puede hacer asi porque no queda "perfectamente" ajustado), montaba los nudos del fular por adelantado y luego ajustaba al niño sobre la marcha (pero claro, eso solo se puede hacer hacia delante, hacia la espalda no).

Un supersaludo

 

Sonrisas y lágrimas | Desenvolvido por EMPORIUM DIGITAL